Visiones de paz: Transiciones entre la violencia y la paz en América Latina

El Laboratorio Visiones de Paz tiene como principal objetivo el análisis y estudio de los entrelazamientos y transiciones entre violencia y paz. Para ese fin, el proyecto se ha dividido en cuatro líneas temáticas de investigación, a saber: 1) una revisión crítica de los conceptos y campos semánticos de paz y violencia, así como de su relacionalidad; 2) el estudio de visiones y discursos de paz, violencia y guerra, así como sus expresiones culturales y artísticas; 3) la investigación de los procesos, iniciativas y estrategias de paz; 4) el análisis de los procesos transicionales que amenazan la paz, incluyendo los medios y herramientas para mantenerla y fortalecerla.

El Laboratorio se propone entender la crisis de la violencia que asola las sociedades latinoamericanas en el presente, desde una perspectiva inter y transdisciplinaria, como también desarrollar propuestas para afrontarla, a través de las investigaciones de los Fellows y la organización de diversas actividades de intercambio académico y de diálogo con miembro y organizaciones de la sociedad civil y el campo político. La coordinación general del Laboratorio está a cargo del Centro Regional CALAS Centroamérica y el Caribe , con sede en la Universidad de Costa Rica, mientras que la organización administrativa está a cargo de la coordinación local con sede en el Centro CALAS en la Universidad de Guadalajara.

La investigación científica tiene como eje central el trabajo de once Fellows que forman parte del Laboratorio, provenientes de diferentes disciplinas de las Ciencias Sociales y las Humanidades, y que centran sus investigaciones en alguna de las cuatro líneas temáticas mencionadas más arriba. Asimismo, el Laboratorio cuenta con cuatro doctorandos y doctorandas cuyo trabajo se enmarca en los objetivos generales del Laboratorio. Fellows, doctorandos, así como académicos y actores y organizaciones sociales y políticas de diversos países de Latinoamérica, han compartido sus investigaciones y experiencias en las diversas Plataformas y conferencias internacionales que el Laboratorio ha organizado durante 2019 y 2020 ver Actividades.

El Laboratorio se sitúa como una plataforma de análisis crítico que integra los Estudios de Paz y Conflicto, así como también los Estudios de la Violencia y que dirige su enfoque a Latinoamérica y a las particularidades que respecto a la paz y la violencia esta plantea. El punto de partida es que, en América Latina, la tensión entre paz y violencia se relaciona, principalmente, con conflictos armados intrasocietales. Respecto a guerras entre países, la región ha sido muy pacífica comparada a otras partes del mundo, como, por ejemplo, Europa.

Otra premisa es el carácter transicional de la paz. El Laboratorio comprende la paz no como un estado al que se pueda llegar de forma definitiva, sino como un proceso que varía y se ve afectado por diversos factores políticos, sociales, discursivos, etc. Si paz es un esfuerzo permanente, significa que en la realidad no se excluye la violencia del todo, sino que se entrelazan una y otra en formas de coexistencias contradictorias. En este sentido, el Laboratorio propone estudios críticos de la(s) paz(ces) en diferentes contextos históricos intentando indagar en sus aspectos violentos (¿paz para quién?, ¿cuán pacífica es la pacificación?, ¿qué significa imponer la paz?, entre otras cuestiones). En tanto oposición, resistencia y crítica a la violencia, paz se perfila como una norma ética, que también guía la investigación científica. Como una de las consecuencias, el Laboratorio busca el diálogo y la cooperación con movimientos ciudadanos e iniciativas artísticas que luchan en contra de la violencia.

La crisis actual de la violencia en América Latina constituye un desafío enorme para las sociedades y también para la academia. El Laboratorio estudia el fenómeno de una violencia difusa, que se disemina en la sociedad, que se diversifica en las más variadas formas, que se va estableciendo frecuentemente como norma y normalidad sociales y que las políticas de seguridad de los Estados no han logrado controlar, en parte porque las fuerzas de seguridad no pocas veces acaban por ser una parte constituyente de la crisis.

Aunque en el presente la dimensión del problema sea de una grave magnitud, el Laboratorio extiende el análisis al contexto histórico, pues entiende que la violencia presenta continuidades que se van transformando a la par con las coyunturas históricas y los procesos de cambio sociales y políticos, sin cuyo conocimiento no es posible comprender su estado actual. En este sentido, la violencia de carácter traumático (ya sea por conflictos armados, guerras civiles, terror de Estado) tiende a perdurar y, por ello, reaparece y sigue provocando daño incluso mucho tiempo después de haber tenido lugar.

Otro enfoque constituye el ámbito de las representaciones, los discursos y las narraciones de la violencia que forman lo que se ha llamado la violencia cultural. Su análisis tiene el objetivo de entender cómo la violencia se legitima y se aprecia culturalmente y cómo se arraiga en los imaginarios sociales latinoamericanos, teniendo en consideración, a la vez, las particulares formas de validación de la violencia en diversos contextos sociales.

En este sentido, una gran parte de las investigaciones del Laboratorio se dedica a los procesos y las estrategias de paz en los contextos violentos. En primer lugar, se destacan como objetos de estudio los procesos políticos de paz llevados a cabo por los Estados. En este caso, destacan los ejemplos den Centroamérica, en la historia reciente, y de Colombia, en el presente. Ahora bien, para el trabajo de investigación del Laboratorio, resultan igualmente importantes las actividades surgidas desde sociedad civil en sus múltiples esfuerzos de oponerse y resistir frente a las diversas violencias que la afectan. En este contexto, es imprescindible estudiar también las estrategias discursivas / narrativas y sus contribuciones para atender a los daños causados, para deslegitimar la violencia y para crear imaginarios que renuncian a ésta.

Finalmente, el proyecto investiga las transiciones entre paz y violencia. Dada la inestabilidad de paces imperfectas, las tendencias a resolver conflictos por medio de mecanismos violentos (a través de las armas, por ejemplo) existen y en determinadas constelaciones sociopolíticas pueden llegar a predominar. El problema es particularmente relevante en contextos en que se logró terminar conflictos armados y restablecer la paz. En situaciones de postconflicto la violencia frecuentemente persiste de manera traumática. Por este motivo, el Laboratorio se preocupa, en particular, por las estrategias y los mecanismos de mantener y fortalecer la paz, como, por ejemplo, los variados esfuerzos para recuperar la memoria histórica de las múltiples violaciones contra los derechos humanos.

Visiones de paz

Ejes de investigación

Coordinación del Laboratorio

Investigadores

Noticias